Pimientos al estilo de mi abuelo Miguel - PaCOcina - Cocina para novatos y cocinillas. Cocina para principiantes. Recetas de cocina. Gastronomía

Vaya al Contenido

Pimientos al estilo de mi abuelo Miguel

Con la simpleza de lo antiguo, con lo que da la tierra, con el sabor del trabajo propio. Todo unido, da una receta simple y que sabe a recuerdos, a niñez, y que todavía me sorprende.
Pimientos al estilo de mi abuelo Miguel
Ingredientes:
- 4 rebanadas de un buen pan candeal, de leña del día, recién horneado.
- 4 pimientos verdes del padrón dulces.
- Sal gorda o entrefina, también puede ser Maldon.


Elaboración:
Esto lo preparaba mi abuelo Miguel, cuando yo era niño. Nos levantabamos muy temprano, en verano, e ibamos a la huerta, donde yo enredaba y espantaba los pájaros con el tirachinas, y el recogía los tomates, berenjenas, judías y esos pimientos verdes que no sé de que varieded eran y otras tareas propias de la huerta. Ya en casa cuando llegabamos, el preparaba y cortaba unas rebanadas de pan, cogía unos pimientos de los recién traidos y agarrados por el rabo de estos, los metía enteros, en la orza directamente, donde se almacenaba el aceite de oliva virgen extra. Bien pringados los colocaba encima de las hogazas de pan.

Pimientos al estilo de mi abuelo Miguel

Y por encima les echaba bien de sal gorda. No bien le había echado la sal, ya se las quitaba del plato y empezaba a comermelas. Teniendo que hacer él otras pocas de nuevo; que si no había quedado satisfecho yo, les echaba mano también, hasta que me reñía y me mandaba a jugar fuera (Por decirlo finamente, porque me mandaba un poco más lejos). Esto son recuerdos con sabor o sabores con recuerdo. Como no sé la variedad que eran esos pimientos que sembraba mi abuelo; por tamaño y por sabor los más parecidos que he encontrado son estos que pongo, del padrón dulces.
Este plato también se merece un video:
Cortamos las rebanadas de pan con un cuchillo de sierra, para evitar cortarnos y que nos salgan mal las hogazas. Encima de cada rebanada ponemos un pimiento del padrón dulce. Echamos un chorro muy generoso de buen aceite de oliva virgen extra sobre los pimientos, que escurra y se impregne el pan. Y encima rociamos de sal gorda o entrefina. Y directamente a la boca. Pongo cuatro rebandas, pero  como podéis observar se cortarán tantas como bocados queramos hacer.

Pimientos al estilo de mi abuelo Miguel Pimientos al estilo de mi abuelo Miguel
¡BUEN PROVECHO!
sin comentarios
Regreso al contenido